Posts Tagged ‘religión’

EL ENCANTO DE LOS ORIXÁS

27/11/2009

Toda cultura, cuando alcanza un elevado grado de complejidad, encuentra su expresión artística, literaria y espiritual. Pero al crear una religión a partir de una experiencia profunda del Misterio del mundo, alcanza su madurez y apunta hacia valores universales. Es lo que ha sucedido con la Umbanda, religión nacida en Niterói, Río de Janeiro, en 1908, bebiendo de las fuentes de la más genuina brasilidad, hecha de europeos, de africanos y de indígenas. En un contexto de desamparo social, con millares de personas desenraizadas, venidas de la selva y de los rincones más distantes del Brasil profundo, desempleadas, enfermas por la notoria insalubridad de Río a principios del siglo XX, irrumpió una fortísima experiencia espiritual.

Una persona del interior, Zélio Moraes, declara la comunicación de la Divinidad bajo la figura del Caboclo das Sete Encruzilhadas, de la tradición indígena y del Preto Velho de la tradición de los esclavos. Esa revelación tiene como principales destinatarios a los humildes desposeídos de todo apoyo material y espiritual. Quiere reforzar en ellos la percepción de la profunda igualdad entre todos, hombres y mujeres; se propone potenciar la caridad y el amor fraterno, mitigar las injusticias, consolar a los afligidos y reintegrar al ser humano en la naturaleza bajo la guía del Evangelio y de la figura sagrada del Divino Maestro Jesús.

El nombre Umbanda está cargado de significado. Está compuesto de OM (el sonido originario del universo en las tradiciones orientales) y de BANDHA (movimiento incesante de la fuerza divina). Sincretiza de forma creativa elementos de las varias tradiciones religiosas de nuestro país creando un sistema coherente. Privilegia las tradiciones del Candomblé de Bahía por ser las más populares y próximas a los seres humanos en sus necesidades. Pero no las considera como entidades, sino como fuerzas o espíritus puros que a través de los Guías espirituales se acercan a las personas para ayudarlas. Los Orixás, la Mata Virgem, el Rompe Mato, el Sete Flechas, la Cachoeira, la Jurema y los Caboclos representan facetas arquetípicas de la divinidad. Ellas no multiplican a Dios en un falso panteísmo, sino que concretan, bajo los más diversos nombres, al único y mismo Dios. Éste se sacramentaliza en los elementos de la naturaleza como en las montañas, en las cascadas, en los bosques, en el mar, en el fuego y en las tempestades. Al confrontarse con estas realidades, el fiel entra en comunión con Dios.

La Umbanda es una religión profundamente ecológica. Devuelve al ser humano el sentido de reverencia ante las energías cósmicas. Renuncia a los sacrificios de animales para restringirse solamente a las flores y a la luz, realidades sutiles y espirituales.

Hay un diplomático brasilero, Flávio Perri, que sirvió en embajadas importantes como Paris, Roma, Ginebra y Nueva York, que se dejó encantar por la religión de la Umbanda. Con recursos de las ciencias comparadas de las religiones y de los distintos métodos hermenéuticos elaboró perspicaces reflexiones que llevan justamente este título: El Encanto de los Orixás, desvelándonos la riqueza espiritual de la Umbanda. Entrevera su trabajo con poemas propios de fina percepción espiritual y se inscribe en el género de los poetas-pensadores y místicos, como Álvaro Campos (Fernando Pessoa), Murilo Mendes, T. S. Elliot y el sufí Rumí. Incluso bajo el encanto, su estilo es contenido, sin ninguna exaltación, pues ése es el rigor que la naturaleza de lo espiritual exige.

Además, ayuda a desmontar los prejuicios que rodean a la Umbanda, a causa de sus orígenes en medio de los pobres de la cultura popular, espontáneamente sincréticos. Que ellos hayan producido una significativa espiritualidad y hayan creado una religión cuyos medios de expresión son puros y sencillos revela cuán profunda y rica es la cultura de esos humillados y ofendidos, nuestros hermanos y hermanas. Como se decía en los inicios del cristianismo, que en su origen era también una religión de esclavos y marginalizados: «los pobres son nuestros maestros, los humildes, nuestros doctores».

Tal vez algún lector o lectora se extrañe de que un teólogo como yo diga todo esto que escribí. Únicamente le respondo que un teólogo que no consigue ver a Dios más allá de los límites de su religión o iglesia no es un buen teólogo. Sería más bien un erudito en doctrinas. Perdería la ocasión de encontrarse con Dios, que se comunica por otros caminos y que habla por diferentes mensajeros, sus verdaderos Ángeles. Dios desborda nuestras cabezas y nuestros dogmas.

Leonardo Boff
El encanto de los Orixás
2009-11-27

Anuncios

EL TEÓLOGO TAMAYO DICE QUE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA ES UN RESTO DEL NACIONALCATOLICISMO QUE HAY QUE ELIMINAR

24/11/2009

El teólogo Juan José Tamayo afirmó hoy que la asignatura de Religión Católica en las escuelas públicas es un resto del nacionalcatolicismo del franquismo que hay que eliminar.

Tamayo hizo esta declaración a Servimedia después de que el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, afirmara ayer, durante la apertura de la 94 Asamblea Plenaria, que la citada asignatura está discriminada.

“La asignatura de Religión confesional no tiene ninguna razón de ser en la escuela pública, porque eso es un resto del nacionalcatolicismo. Es algo que pertenece a la etapa del franquismo y ahora mismo debe desaparecer”, sentenció.

No obstante, Tamayo se mostró partidario de que en las escuelas públicas haya una asignatura de Historia de las Religiones o de Ciencias de las Religiones, para un conocimiento objetivo, científico, crítico y no apologético o confesional de ninguna religión.

“No solamente no creo que esté discriminada la clase de Religión en la escuela, sobre todo la católica, sino que está supervalorada y superreconocida”, afirmó Tamayo, que además criticó el “privilegio” de la jeraquía católica española cuando un Estado aconfesional como el español paga los salarios de los profesores de Religión.
24/11/2009 SERVIMEDIA

Rafael Nadal: «Para mí la religión es la mayor causa de mortalidad de la historia»

17/11/2009

El tenista Rafael Nadal ha relacionado radicalismo con religión para explicar los males de este mundo. Además, se muestra pesimista respecto a la posibilidad de vivir en un «mundo ideal», aunque sí da margen de mejora.

Cuentan las crónicas deportivas que, a pesar de no estar pasando por su mejor momento, Rafael Nadal es uno de esos deportistas que destaca por una forma de ser, una fortaleza, un equilibrio en su vida que es lo que realemente le hace respetado dentro y fuera de las pistas.

Pero como cualquiera -hasta el mejor escribano, dice el refrán- echa un borrón. Saliéndose de su habitual mesura, y para explicar que «prácticamente todas las cosas malas que pasan en la vida son culpa de los radicalismos de cualquier tipo, que desecadenan problemas que podrían evitarse», ha asegurado en el diario La Información de Alicante que «uno puede ser religioso, ateo, cristiano, musulmán, lo que sea, pero de aquí a llegar a todas las barbaridades que se han hecho por la religión es demasiado». Para rematar con un «para mií la religión es la mayor causa de mortalidad de la historia».

En otro roden de cosas, el tenista se muestra poco optimista respecto a la posibilidad de que se llegue a vivir en un «mundo ideal», aunque reconoce que «a un mundo mucho mejor que en el que vivimos sí que podemos aspirar».

CIENCIA Y RELIGION SE ENFRENTAN SI VAN POR LA MISMA PISTA

13/11/2009

Albacete, 13 nov (EFE).- El filósofo y escritor Fernando Savater ha dicho hoy, en la clausura de la IX Semana de la Ciencia en Castilla-La Mancha, que Ciencia y Religión “se enfrentan si corren por la misma pista”.

Savater ha pronunciado la conferencia de clausura de esta semana que comenzó el pasado 9 de noviembre y en la que han participado más de 9.000 personas, entre estudiantes de Secundaria e interesados, por los distintos campus de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

El escritor ha valorado muy positivamente esta iniciativa de la UCLM, ya que permite, ha dicho, la interacción entre los jóvenes.

En su conferencia de clausura sobre “Ciencia y Religión”, Savater ha explicado que “estos dos conceptos se enfrentan si corren por la misma pista; la Religión tiene un nivel de búsqueda poética, de espiritualidad, y la Ciencia consiste en desarrollar los conocimientos humanos sobre la realidad”, ha dicho Savater.

La Semana de la Ciencia se ha llevado a cabo en los cuatro campus de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), y durante siete días ha pretendido acercar la ciencia a la sociedad y fomentar con ello la cultura científica en nuestra región.

En el acto de clausura en el campus de Albacete, el vicerrector de Investigación, Francisco José Quiles, ha subrayado que un año más la Semana de la Ciencia “ha sido un éxito”, tras haber conseguido llegar de forma masiva a los centros de Educación Secundaria de la región.

“Estamos muy contentos y preparando ya la décima edición, que tendremos que hacer especial para conmemorar sus diez años de vida”, ha afirmado el vicerrector, que ha adelantado que el próximo año esta semana de divulgación científica ofrecerá nuevas propuestas innovadoras.

Además, se abrirá al alumnado del último curso de la ESO porque, según ha explicado Quiles “vemos muy interesante que estos alumnos se integren en esta actividad para que tengan más información el día que decidan qué especialidad van a cursar en el Bachiller”.

Por su parte, la directora general de Investigación e Innovación, Mar Álvarez, que también ha participado en la clausura, se ha referido a la celebración de la Semana de la Ciencia como una de las actividades del Gobierno regional que más influencia tiene en la sociedad, permitiendo a los estudiantes conocer el trabajo que se hace en la Universidad, con la idea de fomentar en ellos las vocaciones científicas.

En esta Semana de la Ciencia, en la que ha habido un total de 102 stands repartidos por los distintos campus, se han realizado talleres, jornadas de puertas abiertas o distintas conferencias en las que han participado, entre otros, Manuel Lozano Leyva, Santiago Dexeus, Manuel Bañón o el propio Savater.

La Semana de la Ciencia es una iniciativa organizada de forma conjunta por la UCLM y el Gobierno regional, en cuya novena edición han colaborado el Ministerio de Ciencia e Innovación, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, Caja Castilla-La Mancha, la Red de Unidades de Cultura Científica y la Universidad de Alcalá.

LIBERTAD RELIGIOSA, SI, PERO EN IGUALDAD

31/08/2009

“Una de las mayores dificultades para el desarrollo de la democracia en Europa, es la existencia de los arcana imperii con que se encuentran las nomenclaturas, las listas de candidatos hegemónicos en las elecciones democráticas, expresa Norberto Bóbbio en Tareas fundamentales de la Democracia. Traducido como “imperativos de Estado” por unos o Razones de Estado, por otros, constituyen parte del contenido que los Secretos Oficiales que los ganadores de las elecciones heredan y con los que tienen que contar en su acción de gobierno.

Arcana imperii o secretismo, la anunciada Ley de Libertad Religiosa se está encontrando con que las decenas de religiones no vaticanistas, que conviven en paz en nuestro país, se quejan de la escasa participación de sus opiniones sobre la Ley, antes de presentarla al Congreso de los Diputados.

La cúpula episcopal española, como el nuevo nuncio, Sr. Fratini, se han apresurado a defender el mantenimiento de sus privilegios seculares en España, el Concordato heredado de Franco y no se apartan un ápice de la introducción en las Instituciones Democráticas, políticas de nuestro país del corpus pecarotum que receta el Código Canónico a exhortaciones de un Estado ajeno, extranjero, El Vaticano, de Roma, Italia, última monarquía absolutista de Europa.

Bajo el pretexto de una moral natural, antigua, que no parte de la asunción de sus responsabilidades históricas en la represión franquista del siglo XX, esa pretendida moral es solo una carnavalesca máscara, bajo la que ocultar su codicia, mal disimulada, su entramado empresarial, inmobiliario, mobiliario, terrateniente o natural.

El Tesoro de la ICAR, es causa de la lucha por el poder cardenalicio y el solideo de Roma, entre la dos teologías, la de la Inmanencia, que interpreta con mano de hierro, sesgadamente, la Congregación de la Santa Fé, antes Inquisición, frente a la Teología de la Liberación, la Congregación mayor de sacerdotes, diecinueve mil doscientos jesuitas y religiosos, que se mantienen fieles al Concilio Vaticano II, y ante todo la Encíclica Pacem in Terris de Juan XXIII, con seguidores como Leonardo Boff; lo que autodenominan la Iglesia de los Pobres.

El compromiso histórico entre la Iglesia de los Pobres y los partidos y sindicatos de izquierdas, a cuya emancipación y bienestar aspiran ambos, podría ser uno de los pactos que han resultado mas útiles al progreso de la prole mayor, los trabajadores, las clases subalternas, que canta Raimon, objeto del humanismo racionalista de las citadas izquierdas políticas y religiosas.

Los Obispos del Estado Vaticano en España, guardan como arcana imperii, a su vez, el secreto a voces ya, sobre su participación en el Holocausto republicano, así como la firma de los cuatro acuerdos sellados entre Marcelino Oreja y el Estado Vaticano, 1979, en sustitución del Pacto de Sangre, Concordato, de 1953, entre Franco y el Cardenal Gomá, que volvieron a ser renovados estos años, por los acuerdos del gobierno socialista de España, con el gobierno absolutista del Vaticano.

Pero el auge del laicismo, del libre pensamiento, en nuestro país, hace difícil mantener los privilegios económicos que los obispos del Vaticano en España, obtuvieron a cambio de su participación en la represión franquista y el secreto de su existencia ante la opinión publica desde 1939 hasta nuestros dias.

Además hoy en España esa existencia de decenas de religiones que se sienten no solo excluidas del diálogo y la participación previa en la redacción de la inminente Ley de Libertad religiosa, sino agraviadas por el trato incomprensible de favor, a quienes no parecen colaborar al esclarecimiento de las verdades históricas, alzan, respetuosamente airdas las voces que hoy recojo.

La contestación de la ciudadanía por todos los medios es inequívoca: condena de los acuerdos con el Vaticano y petición de la Anulación o cuando menos Reforma Radical del Concordato, como arcana imperii que es, como impedimento al desarrollo pleno de la democracia, que diría el politólogo italiano, Norberto Bóbbio.

En 2004 el gobierno del PSOE heredó el Concordato, como, entre otros atavismos que han ido gestionando, como patatas calientes que han ido pasando de las manos de unos gobiernos a otros y nadie resuelto.

La Vicepresidenta del Gobierno, Sra De la Vega, con todo el respaldo del Gobierno que preside José Luís Rodríguez Zapatero, junto a Gaspar Llamazares, no han dudado en acometer con mucho pundonor, la retirada de las tropas de Irak, o en 2007, la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, pero la Iglesia sigue sin aportar las verdades que bien conoce, para que la Justicia se abra paso y cese la Impunidad sobre el terrorismo de Estado de la dictadura franquísta.

Tampoco facilita, cooperativamente, que la opinión de todas las religiones que conviven en nuestro país, hagan llegar su voz y sus propuestas al Ministro de Justicia, Sr. Caamaño, para que el procedimiento hacia la Ley de Libertad Religiosa, sea verdaderamente participativo y con derechos iguales para todas las Religiones y por muchos años dure

Publicado en Público por Elisa Serna

ATEISMO Y RELIGIONES

28/08/2009

Federico Nietzche decía que para crear una religión basta con inventar un dios, un mesías; y prohibir ciertas telas, ciertos colores, determinados alimentos y ciertas indumentarias. Y la gran mayoría de religiones de hoy en día no pueden sino darle la razón: Uno de los atributos fundamentales de las religiones del mundo es que suelen crear crímenes imaginarios; esto es, normas arbitrarias cuyo desacato no lastima realmente a ninguna persona y que no tiene ninguna conexión con aspectos de la vida diaria. En un principio, muchos cultos presentan unos orígenes de lo más sencillo, y algunos autodenominados líderes o profetas incluso tienen la osadía de insistir en que nuestro único deber como personas es amarnos unos a otros. Pero a medida que pasa el tiempo, estas religiones tienden inevitablemente a volverse complejas y elaboradas; tal y como muestran muchos de los credos tradicionales.

Los clérigos y teólogos a duras penas podrían justificar su salario si todo lo que hicieran fuese repetir las palabras de la generación anterior. Así que cada cierto tiempo salen con nuevas leyes y mandatos que pretenden purificar el corazón y acercarnos más a la vida eterna. A veces los hábitos mas triviales de sus fundadores son imitados conscientemente por sus seguidores(hasta el punto de reproducir la forma de cepillarse los dientes, como muestra este artículo de muslimmatters), atando normas vinculantes a costumbres supremamente sencillas.

Con el paso del tiempo, estas reglas se van acumulando hasta que llegan a ser abrumadoras. Una inspección rápida de las principales religiones del mundo revelará una lista de prohibiciones realmente impresionante: normas en contra de comer carne determinados días de la semana, en contra de comer ciertos animales, en contra de ingerir alimentos sin los rituales necesarios, en contra de trabajar en determinados días, en contra de cortarse- o no cortarse!- el cabello de cierta manera, en contra de pronunciar ciertas palabras, en contra de tener sexo de formas indebidas, en contra de casarse -o incluso de relacionarse- con no-creyentes o ex-miembros de la secta, etc. La lista podría ampliarse casi hasta el infinito; pero el punto es que, para muchos creyentes, la vida entera esta atiborrada de normas que para una persona normal resultan aparentemente inútiles. No exagero cuando digo que prácticamente cualquier actividad, por cotidiana que sea, ha sido prohibida por las normas de alguna secta.

Lamentablemente, debido a la violencia que engendran, estos crímenes imaginarios a menudo resultan en un daño real. Si ud tenía la desgracia de ser judío en la muy católica Europa medieval, lo más seguro es que se le terminara acusando de “profanar la hostia”: Un crimen imaginario en el cual los cristianos fantaseaban con judíos robando hostias de las iglesias y atravezandolas para prolongar el sufrimiento de Jesús (el hecho obvio de que los judíos no creían en la transustanciación no parece habersele ocurrido a ninguno de ellos). A lo largo de toda Europa, turbas cristianas incitadas al frenesí por estas falsas acusaciones terminaron asesinando cientos de judíos inocentes.

La ridícula acusación de profanar la eucaristía encuentra un paralelo hoy en el delito imaginario de representar al profeta Mahoma. Siguiendo el ejemplo de los cristianos medievales, los musulmanes modernos se han mostrado más que dispuestos a recurrir a la violencia contra cualquier persona, sea o no sea musulmán, que viole la prohibición islámica sobre crear imágenes de su profeta. Una vez más, es fácil ver porque se trata de uno de los crímenes imaginarios más detestables de hoy en día: un acto como ese no hace daño a nadie, no tiene relación alguna con las necesidades o preocupaciones humanas; y sin embargo los líderes terroristas y los dementes que les siguen a pies juntillas exigen que el resto de la sociedad obedezca sus mandatos irracionales y castigue como crímenes reales delitos que solo existen en la imaginación de los ofendidos.

Con los musulmanes pretendiendo que toda la sociedad se acomode a sus preceptos de la edad de bronce, los cristianos no podían quedarse atrás. Estos, a su vez, han inventado el delito imaginario del matrimonio gay: Una causa muy humana a la que se oponen únicamente porque, según la mitología cristiana, Dios definió el matrimonio como algo entre un hombre y una mujer. Esta postura irracional y homofóbica del cristianismo, parafraseando a Mario Vargas Llosa, a contribuido a que, hasta nuestros días, el porcentaje de seres humanos de vocación homosexual viviera en una catacumba de vergüenza y oprobio, fuera discriminado y ridiculizado; y se le excluyera completamente de la unión sexual a la que todos los humanos tenemos el legitimo derecho en nombre de una supuesta normalidad representada por el heterosexualismo.

Volviendo al tema, no hay que ser ateo para darse cuenta de lo absurdo de ciertas prohibiciones. La arbitrariedad sin sentido de varios de sus mandatos ha sido reconocida incluso por los mismo creyentes:

“Que la mayoría de preceptos divinos carecen de razón es precisamente el punto que estoy haciendo. Es muy fácil no asesinar a la gente, bastante fácil. No robar es un poco más difícil porque uno se siente tentado de vez en cuando. Por lo tanto, que no robo o no asesino no es una gran prueba de que creo en Dios y me preocupo por cumplir su voluntad. Pero si me dice que no puedo tomar café con leche para acompañar mi carne picada a la hora del almuerzo, eso si que es una prueba. La única razón por la que lo hago es porqué el me lo ha dicho.” (fuente)

Una vez más, ingerir una mezcla “prohibida” de alimentos no va a matar a nadie, mucho menos comérselos sin el ritual religioso adecuado. Solo por repetir el refrán al que ya estamos acostumbrados: Se trata de una creencia que no tiene ningún efecto tangible sobre el mundo real, no lastima a nadie y no tiene relación con las preocupaciones o aspiraciones humanas. Desafortunadamente, en el mundo sigue habiendo millones de personas que se la toman tan en serio que cualquier transgresión, incluso de parte de un no-creyente, será recibida con una ola de fanatismo, amenazas y violencia.

Sin duda alguna, la religión también tiene muchas reglas que vale la pena seguir: amar al prójimo como a si mismo, ayudar a los pobres y a los necesitados, promover la paz y la sabiduría, etc. Sin embargo, estas normas son buenas precisamente porqué tienen efectos positivos tangibles sobre la calidad de vida de las personas; y pueden ser justificadas sobre esa base sin necesidad de apelar a lo sobrenatural.

Por otra parte, creo que cualquier norma que solo pueda justificarse apelando a la voluntad de Dios es, por definición, inútil y arbitraria. Dichas normas no tienen ninguna conexión con nuestra realidad o nuestras aspiraciones, obedecer estas reglas no nos hace moralmente mejores; peor aún, nos hace peores en cuanto tienden a suscitar un odio irracional contra quienes denominan estos crímenes imaginarios como lo que son y no se sienten obligados a cumplirlos.

Basado en un post de Daylight atheism

TEOLOGOS Y MEDICOS INDIGNADOS

24/04/2008

23/03/2008
El Plural / Política

El ataque de la Iglesia a los cuidados paliativos provoca la indignación de teólogos y médicos
L. B.
El sermón que pronunció el pasado Viernes Santo el obispo emérito de Pamplona Fernando Sebastián Aguilar, en el que arremetió contra la eutanasia, los cuidados paliativos y la laicidad, apelando a la “digna” muerte de Jesucristo, ha provocado la indignación de teólogos y médicos que no comparten la postura de uno de los representantes del brazo más conservador de la Iglesia Católica en España. Al ataque de Sebastián, contra la eutanasia y los cuidados paliativos para evitar el dolor de los enfermos terminales, se unen las palabras del arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo que –con algo más de moderación- afirmó, ese mismo día que “la dignidad reside en la vida” y que la sociedad debe hacer “todo lo posible” ” para que no haya personas que “estén en una situación tan desesperada que deseen la muerte”. A pesar de los matices de los diversos miembros de la jerarquía católica, el mensaje de la Iglesia es claro, lo que provoca, en no pocas ocasiones, el rechazo por parte de diversos sectores.
Noticias relacionadasEl obispo emérito de Pamplona arremete contra la eutanasia apelando a la “digna” muerte de… Ni el PP ni el PSOE se plantean en esta legislatura despenalizar la eutanasia Eutanasia: un derecho que no debe esperar La consigna: no votar a los partidos que avalen el aborto y la eutanasia Los curas tienen voz y voto en Madrid para decidir los cuidados paliativos a enfermos terminales Según publica hoy el diario Público, el teológo Juan José Tamayo calificó de “antievangélico” el sermón pronunciado por el obispo emérito de Pamplona. Tamayo considera que las palabras de Sebastián “revelan la actitud integrista de la Iglesia católica, que no tiene ninguna sensibilidad”. A esta postura se une la del también teólogo, Enrique Miret Magdalena, que recordó a Fernando Sebastián que el Papa Pío XII defendió, en su día, los cuidados paliativos para llegar a la muerte digna. El destacado teólogo afirma que la muerte de Jesucristo “no es un ejemplo para que nosotros hagamos lo mismo. Tenemos que aceptar los males que nos vengan excepto el dolor por el dolor”, señaló.

“La dignidad es algo personal”
Tampoco está de acuerdo con las palabras de Sebastián, el presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, Xavier Gómez que, según recoge Público, quiso recordar que “los paliativos alivian el sufrimiento y mejoran la calidad de vida del paciente y sus familiares”. En este sentido, Gómez señaló que “la dignidad es algo personal” y aseguró no entender “que se niegue la posibilidad de paliativos”. El sermón de Sebastián provocó también la indignación de la Asociación Derecho a Morir Dignamente. El presidente de dicha asociación, Salvador Pániker, calificó el sermón de “grotesco y anacrónico”, y consideró que las palabras del obispo emérito de Pamplona van en contra de la actuación de Jesucristo que quería curar a los enfermos.

“Derecho a una vida digna”.
Arzobispo de Sevilla: “La dignidad reside en la vida”
Tampoco tienen desperdicio las declaraciones que, con motivo de la muerte en Francia de Chantal Sébire, que había pedido la eutanasia, hizo el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo en la Cadena Ser. Amigo afirmó que “esa mujer y todas las mujeres y hombres del mundo tienen derecho a una vida digna. Lo digno es la vida y hay que hacer todo lo posible para que no haya casos en la que las personas se sitúen en esta situación tan límite”. En este sentido, el arzobispo de Sevilla considera que lo mejor es apostar por la investigación: “¿No será mejor investigar todo lo posible, para que no haya personas con ese tipo de enfermedad?” se preguntó. Ante la posibilidad de que sus palabras fueses interpretadas como una “utopía”, Amigo aclaró que “no se trata de ir contra nada sino en favor de la persona para que no se encuentre en situación tan desesperada que deseen la muerte de esa manera”.

TEOLOGOS Y MEDICOS INDIGNADOS

24/04/2008

23/03/2008
El Plural / Política

El ataque de la Iglesia a los cuidados paliativos provoca la indignación de teólogos y médicos
L. B.
El sermón que pronunció el pasado Viernes Santo el obispo emérito de Pamplona Fernando Sebastián Aguilar, en el que arremetió contra la eutanasia, los cuidados paliativos y la laicidad, apelando a la “digna” muerte de Jesucristo, ha provocado la indignación de teólogos y médicos que no comparten la postura de uno de los representantes del brazo más conservador de la Iglesia Católica en España. Al ataque de Sebastián, contra la eutanasia y los cuidados paliativos para evitar el dolor de los enfermos terminales, se unen las palabras del arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo que –con algo más de moderación- afirmó, ese mismo día que “la dignidad reside en la vida” y que la sociedad debe hacer “todo lo posible” ” para que no haya personas que “estén en una situación tan desesperada que deseen la muerte”. A pesar de los matices de los diversos miembros de la jerarquía católica, el mensaje de la Iglesia es claro, lo que provoca, en no pocas ocasiones, el rechazo por parte de diversos sectores.
Noticias relacionadasEl obispo emérito de Pamplona arremete contra la eutanasia apelando a la “digna” muerte de… Ni el PP ni el PSOE se plantean en esta legislatura despenalizar la eutanasia Eutanasia: un derecho que no debe esperar La consigna: no votar a los partidos que avalen el aborto y la eutanasia Los curas tienen voz y voto en Madrid para decidir los cuidados paliativos a enfermos terminales Según publica hoy el diario Público, el teológo Juan José Tamayo calificó de “antievangélico” el sermón pronunciado por el obispo emérito de Pamplona. Tamayo considera que las palabras de Sebastián “revelan la actitud integrista de la Iglesia católica, que no tiene ninguna sensibilidad”. A esta postura se une la del también teólogo, Enrique Miret Magdalena, que recordó a Fernando Sebastián que el Papa Pío XII defendió, en su día, los cuidados paliativos para llegar a la muerte digna. El destacado teólogo afirma que la muerte de Jesucristo “no es un ejemplo para que nosotros hagamos lo mismo. Tenemos que aceptar los males que nos vengan excepto el dolor por el dolor”, señaló.

“La dignidad es algo personal”
Tampoco está de acuerdo con las palabras de Sebastián, el presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, Xavier Gómez que, según recoge Público, quiso recordar que “los paliativos alivian el sufrimiento y mejoran la calidad de vida del paciente y sus familiares”. En este sentido, Gómez señaló que “la dignidad es algo personal” y aseguró no entender “que se niegue la posibilidad de paliativos”. El sermón de Sebastián provocó también la indignación de la Asociación Derecho a Morir Dignamente. El presidente de dicha asociación, Salvador Pániker, calificó el sermón de “grotesco y anacrónico”, y consideró que las palabras del obispo emérito de Pamplona van en contra de la actuación de Jesucristo que quería curar a los enfermos.

“Derecho a una vida digna”.
Arzobispo de Sevilla: “La dignidad reside en la vida”
Tampoco tienen desperdicio las declaraciones que, con motivo de la muerte en Francia de Chantal Sébire, que había pedido la eutanasia, hizo el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo en la Cadena Ser. Amigo afirmó que “esa mujer y todas las mujeres y hombres del mundo tienen derecho a una vida digna. Lo digno es la vida y hay que hacer todo lo posible para que no haya casos en la que las personas se sitúen en esta situación tan límite”. En este sentido, el arzobispo de Sevilla considera que lo mejor es apostar por la investigación: “¿No será mejor investigar todo lo posible, para que no haya personas con ese tipo de enfermedad?” se preguntó. Ante la posibilidad de que sus palabras fueses interpretadas como una “utopía”, Amigo aclaró que “no se trata de ir contra nada sino en favor de la persona para que no se encuentre en situación tan desesperada que deseen la muerte de esa manera”.

TEOLOGOS Y MEDICOS INDIGNADOS

24/04/2008

23/03/2008
El Plural / Política

El ataque de la Iglesia a los cuidados paliativos provoca la indignación de teólogos y médicos
L. B.
El sermón que pronunció el pasado Viernes Santo el obispo emérito de Pamplona Fernando Sebastián Aguilar, en el que arremetió contra la eutanasia, los cuidados paliativos y la laicidad, apelando a la “digna” muerte de Jesucristo, ha provocado la indignación de teólogos y médicos que no comparten la postura de uno de los representantes del brazo más conservador de la Iglesia Católica en España. Al ataque de Sebastián, contra la eutanasia y los cuidados paliativos para evitar el dolor de los enfermos terminales, se unen las palabras del arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo que –con algo más de moderación- afirmó, ese mismo día que “la dignidad reside en la vida” y que la sociedad debe hacer “todo lo posible” ” para que no haya personas que “estén en una situación tan desesperada que deseen la muerte”. A pesar de los matices de los diversos miembros de la jerarquía católica, el mensaje de la Iglesia es claro, lo que provoca, en no pocas ocasiones, el rechazo por parte de diversos sectores.
Noticias relacionadasEl obispo emérito de Pamplona arremete contra la eutanasia apelando a la “digna” muerte de… Ni el PP ni el PSOE se plantean en esta legislatura despenalizar la eutanasia Eutanasia: un derecho que no debe esperar La consigna: no votar a los partidos que avalen el aborto y la eutanasia Los curas tienen voz y voto en Madrid para decidir los cuidados paliativos a enfermos terminales Según publica hoy el diario Público, el teológo Juan José Tamayo calificó de “antievangélico” el sermón pronunciado por el obispo emérito de Pamplona. Tamayo considera que las palabras de Sebastián “revelan la actitud integrista de la Iglesia católica, que no tiene ninguna sensibilidad”. A esta postura se une la del también teólogo, Enrique Miret Magdalena, que recordó a Fernando Sebastián que el Papa Pío XII defendió, en su día, los cuidados paliativos para llegar a la muerte digna. El destacado teólogo afirma que la muerte de Jesucristo “no es un ejemplo para que nosotros hagamos lo mismo. Tenemos que aceptar los males que nos vengan excepto el dolor por el dolor”, señaló.

“La dignidad es algo personal”
Tampoco está de acuerdo con las palabras de Sebastián, el presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, Xavier Gómez que, según recoge Público, quiso recordar que “los paliativos alivian el sufrimiento y mejoran la calidad de vida del paciente y sus familiares”. En este sentido, Gómez señaló que “la dignidad es algo personal” y aseguró no entender “que se niegue la posibilidad de paliativos”. El sermón de Sebastián provocó también la indignación de la Asociación Derecho a Morir Dignamente. El presidente de dicha asociación, Salvador Pániker, calificó el sermón de “grotesco y anacrónico”, y consideró que las palabras del obispo emérito de Pamplona van en contra de la actuación de Jesucristo que quería curar a los enfermos.

“Derecho a una vida digna”.
Arzobispo de Sevilla: “La dignidad reside en la vida”
Tampoco tienen desperdicio las declaraciones que, con motivo de la muerte en Francia de Chantal Sébire, que había pedido la eutanasia, hizo el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo en la Cadena Ser. Amigo afirmó que “esa mujer y todas las mujeres y hombres del mundo tienen derecho a una vida digna. Lo digno es la vida y hay que hacer todo lo posible para que no haya casos en la que las personas se sitúen en esta situación tan límite”. En este sentido, el arzobispo de Sevilla considera que lo mejor es apostar por la investigación: “¿No será mejor investigar todo lo posible, para que no haya personas con ese tipo de enfermedad?” se preguntó. Ante la posibilidad de que sus palabras fueses interpretadas como una “utopía”, Amigo aclaró que “no se trata de ir contra nada sino en favor de la persona para que no se encuentre en situación tan desesperada que deseen la muerte de esa manera”.