Posts Tagged ‘correa’

LECCION DE ETICA DEL CATEDRATICO AZNAR

10/11/2009

El PP vive hoy en un sinvivir, tras las palabras, ayer, del ex presidente del Gobierno José María Aznar al hacerse cargo de la cátedra de Ética Política en la Universidad Católica de Murcia: “Se debe exigir que quienes ocupan cargos de responsabilidad acrediten algo más que su presunción de inocencia”.

¿Era un recado a Francisco Camps para que dimita? ¿A Mariano Rajoy para que lo eche? ¿A Luis Bárcenas y a Jesús Merino, para que dejen los escaños? ¿Al ex ministro (del propio Aznar) Jaume Matas, para que cante de dónde sale la riqueza de su palacete, pida perdón y afronte las consecuencias penales de sus actos? ¿A Alejandro Agag, ex eurodiputado, ex secretario general del Partido Popular Europeo y yerno del propio Aznar, para que explique su intensa relación con Francisco Correa?

¿O era un recado que se daba en público a sí mismo el debutante catedrático de Ética José María Aznar López para recordarse que fue bajo su presidencia (del Gobierno y del PP) cuando los Correa y los Bigotes empezaron a campar a sus anchas por las cuentas de varias instituciones públicas?

ElL BIGOTES, CORREA Y EL PP DE BOADILLA

29/09/2009

La obsesión de El Bigotes, Correa y el PP de Boadilla con Interviú, El Plural y demás medios “resentidos”

Semanas antes de que se destapara el caso Gürtel, Francisco Correa y Álvaro Pérez, alias El Bigotes, temían la información sobre la trama que pudieran desvelar determinados medios de comunicación. Preocupación que también compartía el ex alcalde de Boadilla, Arturo González Panero. Buena muestra de ello es la conversación que Pérez y Correa mantuvieron el 8 de noviembre de 2008:
– Correa: Quédate aquí, que no está el horno para bollos. El lunes hay movida.

– El Bigotes: ¿Con la prensa?

– Correa: Sí.

– El Bigotes: A mí me dijo ayer Pablo que había hablado con Pepe, con Manolo Delgado (uno de sus abogados), con Miguel Ángel Liso (director editorial del Grupo Zeta), y con todo el mundo y que tú no sales.

“El alcalde Arturo”
Esta conversación, publicada originalmente por el diario El Mundo, ocurrió tres días antes de que Interviú (revista editada por el Grupo Zeta) publicara “El alcalde Arturo y su Camelot”, artículo en el que se hablaba de las numerosas denuncias que Arturo González Panero tenía que afrontar debido a sus turbios negocios. Denuncias que provocaron que algunos inquietos dirigentes del PP de Madrid y Boadilla exigieran su cabeza a Esperanza Aguirre.

Teoría de la conspiración
El artículo de Interviú, que tan nervioso puso al Correa y a El Bigotes, no era más que un resumen de las denuncias, querellas, ceses, dimisiones, excesivos sueldos, destituciones y polémicos nombramientos que El Plural venía denunciando en la localidad madrileña tiempo atrás. De hecho, en más de una ocasión, el PP de Boadilla acusó a este medio de comunicación de querer desestabilizar a toda costa al Ejecutivo de Panero.

Campañas injuriosas
Por ejemplo, el pasado mes de diciembre, el entorno de Panero remitió una carta al Partido Popular de Madrid en la que acusaban a un grupo de afilados y diversos medios de comunicación “cercanos al PSOE” y “resentidos”, entre los que citaban a Interviú, El Plural y El Confidencial, de encabezar “una campaña difamatoria, injuriosa y cobarde para perjudicar al partido”.

5 de febrero, amenazan con querellarse
Incluso, el PP y el Ayuntamiento de Boadilla amenazaron a este periódico con emprender acciones judiciales por esta “campaña de desprestigio”. La última ocasión que esto ocurrió fue el pasado 5 de febrero. Fue a través de una nota de prensa y en estos términos: “El equipo de gobierno ha manifestado su indignación por haber tenido que soportar durante dos años las calumnias proferidas y la campaña de desprestigio puesta en marcha y de la que se han hecho eco medios de comunicación como Interviú, la Cadena SER, elplural.com, Estrella Digital y boadilladigital.com. El Consistorio estudia querellarse por calumnias e injurias contra estos medios”.

Un día después estalla Gürtel
Querella que nunca se produjo porque tan sólo un día después, el 6 de febrero, estalló el caso Gürtel. Tres días después, Rajoy convocó una rueda de prensa extraordinaria para anunciar la dimisión de Panero como alcalde. Hecho que se produjo un día después en un tenso pleno municipal.

jmgarrido@elplural.com

LA TEORIA DE LA CONSPIRACION CONTRA LAS CUERDAS

26/09/2009

Rajoy no ha dejado de mentir sobre Camps desde el seis de febrero
Desde que el pasado 6 de febrero los medios de comunicación destaparan el caso Gürtel, más de 30 dirigentes del Partido Popular se han visto relacionados con esta trama corrupta. A lo largos de estos meses, la Justicia ha imputado al presidente de la Generalitat valenciana, al número dos del PP en esa comunidad además de un ex vicepresidente y un ex alto cargo, un ex consejero madrileño y varios diputados regionales, cuatro alcaldes de los municipios más ricos de Madrid, un ex eurodiputado, su padre, el senador y tesorero nacional del partido y un diputado nacional miembro de la dirección del grupo parlamentario del PP. Sin embargo, hay algo que no ha cambiado: día tras día Rajoy se ha negado a reconocer que el PP está detrás de la trama de Correa y El Bigotes.
Noticias relacionadasRajoy se escuda en el archivo del trajegate para eludir responsabilidades sobre la financiación… Mariano, éstas son las mentiras del presidente valenciano Caso Gürtel: Cerco al PP

La primera vez que Rajoy apareció ante los medios de comunicación para afirmar que “no hay una trama del PP, como algunos pretenden, sino una trama contra el PP” fue el 11 de febrero. Para resucitar la teoría conspirativa, el dirigente conservador se rodeó de toda la cúpula del Partido Popular.

Salir del paso
Lo que Rajoy no podía imaginar entonces es que la prensa no dejaría de publicar nuevas informaciones que demostrarían, entre otras muchas cosas, que el fiscal había implicado a Francisco Camps en la trama al haber recibido varios trajes de regalo de su amigo El Bigotes, o al eurodiputado Gerardo Galeote y al senador Luis Bárcenas por recibir cuantiosas comisiones. “Camps es un dirigente ejemplar”, “todo quedará en nada”, o “lo que se está haciendo es tremendamente injusto, haciendo daño a mucha gente” fueron las frases que Rajoy pronunció para salir del paso.

“Delante o detrás”
Más adelante, días después de que Camps prestara declaración ante el juez José Flors, Rajoy se propuso redimir al presidente del a Generalitat Valenciana. Para ello, el 2 de junio, el PP organizó un acto multitudinario en la Plaza de Toros de Valencia. Rajoy no pudo ser más claro: “Estoy a tu lado, detrás de ti, delante de ti o donde haga falta”.

La pena de Camps
Y tras el mitin de Valencia llegaron más y más declaraciones de apoyo: “Todo el mundo sabemos de qué va esto. Yo creo que Camps ha pagado sus trajes, es absurdo que un presidente de una comunidad pueda venderse por unos trajes”. “Es evidente que Camps lleva cuatro meses pagando una pena mucho mayor. La pena de banquillo es mucho mayor que la de esos 2.500”.

“La Inquisición”
Sin duda, el caso Gürtel dio un vuelco el 3 de agosto. El juez de la Rúa archivó la investigación contra Camps al entender que los regalos que recibió por parte de El Bigotes eran más que legales. Rajoy suspiró aliviado y precipitándose afirmó: “Y ahora, ¿qué digo yo? En realidad quien debería hablar es la Inquisición que hemos vivido aquí”.

La persecución
No obstante, Rajoy era consciente que la Justicia seguía investigando y que no dejarían de aparecer nuevos vínculos entre el PP y la trama corrupta. Quizá por eso, al líder del PP no le quedó otro remedio que denunciar, sin pruebas, que el Gobierno había ordenado espiar a los dirigentes del PP. El nuevo lema a seguir era “es evidente que el Gobierno persigue al PP”.

La realidad
Pero esta semana la realidad ha vuelto a desmentir a Rajoy y Camps. Un informe policial deja claro que la cúpula directiva del PP valenciano montó la trama ilegal para financiar al partido. Así, Ricardo Costa, secretario general del partido, negociaba con El Bigotes pagos en negro mientras cinco constructoras recibían apetitosos contratos de la Generalitat.

Sin excusas
Rajoy, una vez más, lejos de afrontar el problema, se limitó a llamar a Camps y reiterarle su confianza. Después, en la cadena amiga Intereconomía Televisión se escudó en el archivo del trajegate para eludir responsabilidades sobre la financiación ilegal. Sin embargo, en Génova 13 ya nadie duda que Rajoy no podrá seguir desviando la atención mucho tiempo más y que, tarde o temprano, tendrá que reconocer la verdad.

jmgarrido@elplural.com

CAMPS Y DE LA RUA ALGO MAS QUE AMIGOS

25/09/2009

El Bigotes y Correa negociaban con Rambla y Costa los pagos en negro al partido

La Policía acusa al PP valenciano de financiación ilegal mientras los jueces amigos de Camps se lavan las manos
Según un informe policial, la red corrupta de Francisco Correa y Álvaro Pérez, más conocido como El Bigotes, ha financiado ilegalmente durante años al Partido Popular de Valencia. El vicepresidente de Francisco Camps, Vicente Rambla; el secretario general del PP en esa comunidad, Ricardo Costa; el vicesecretario, David Serra, y la tesorera del partido, Yolanda García Santos, dirigían la operativa financiera irregular de esta formación política.

Es decir, la cúpula del PP valenciano sabía que los máximos implicados en la trama Gürtel financiaban al partido con una doble contabilidad, una parte en dinero negro, y una trama de facturas falsas hechas en el propio Partido Popular de Valencia. Mientras tanto, los jueces valencianos se lavan las manos.

Informe de la Policía
Que el PP valenciano mantenía una facturación doble con las empresas de Correa queda claro en un informe de la Brigada Policial del Blanqueo que investiga el caso Gürtel.

De la Rúa y Camps, algo “más que amigos”

La Justicia no investiga
Esta semana se hizo público que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), presidido por Juan Luis de la Rúa, un magistrado “más que amigo” de Camps, según el propio presidente valenciano, se negó a investigar este informe. Incluso, lo eliminó del sumario sobre el supuesto cohecho impropio de Camps y tres altos cargos de su gobierno.

Explosivo contenido
Para justificar su decisión, el TSJCV señaló que este documento no formaba parte del sumario, que no era una diligencia necesaria y que tampoco era pertinente. Ahora, El País y la Cadena SER han desvelado su explosivo contenido.

El Bigotes y Ricardo Costa charlan en un acto del PP

Así actuaban
Según el diario de Prisa, en el informe que De la Rúa se niega a investigar queda claro que Rambla, Costa, Serra y García Santos arreglaron los problemas financieros de Orange Market, la empresa valenciana de la trama Gürtel. El procedimiento era sencillo: el Partido Popular de valenciana encargaba a El Bigotes y Correa la mayoría de los actos que celebraba el partido. De esos actos, el PP sólo pagaba una pequeña parte. El resto era abonado por una red de empresas afines al gobierno de Camps que, en contraprestación, recibían importantes contratos públicos de esa administración.

Caja A y B
“De cada acto ejecutado se realiza una doble facturación, una real plasmada con una factura formal emitida por Orange Market al PP valenciano por los servicios prestados con el correspondiente IVA, que se integra bajo la denominación Alicante [la A mayúscula se refiere a su origen legal] y otra sin factura, y por tanto sin reflejo contable y sin repercutir el IVA bajo la denominación Barcelona [la B se refiere a dinero negro sin justificación legal]”, se afirma textualmente en el informe policial.

jmgarrido@elplural.com

LA POLICIA DESCUIBRE LOS ZULOS DEL PP

08/09/2009

La policía descubre los zulos del PP.
Por Manolo Saco

La escalada de los paranoicos está alcanzando una de sus cimas. Según los populares (populares por sus dislates), hemos pasado de una dictadura socialista a un régimen de terror. Supongo que la siguiente será justificar un golpe de estado. Es propio de los partidos anti sistema, como ETA o el PP, copiarse los métodos de lucha política, como acusar de persecución y tortura a policías, jueces y fiscales. O la utilización del secuestro.

El PP ha secuestrado el diccionario y pide un rescate colosal (digo, coloxal) para dejarlo en libertad: que le permitamos de una vez ganar las elecciones generales. Con el diccionario secuestrado, la de Franco no fue una dictadura, sino un estado de “extraordinaria placidez”, mientras las democracias en las que ellos no gobiernan se convierten en dictaduras. No se podía esperar otro comportamiento de los hijos ideológicos de aquellos rebeldes que ejecutaron por rebelión a los militares que se negaron a unirse a la rebelión. Ya desde entonces, desde que a las dictaduras suyas las denominaban democracias orgánicas, el diccionario padece un trastorno bipolar grave que puede empeorar bajo la tortura del secuestro.

Los policías, los fiscales y los jueces se han encontrado con que los zulos del PP rebosan de corruptos, material explosivo utilizado para colocar bombas lapa en los bajos del estado de derecho. Porque no hay bomba más destructiva para la democracia que extender la especie de que no importa la corrupción de los políticos, porque el cohecho y la prevaricación vienen con premio, recaban más votos.

El PP dice vivir bajo un estado de terror porque las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado (si no digo lo de las fuerzas y cuerpos, reviento) les han descubierto un sinfín de zulos cuyas pistas pueden llevar al meollo de la financiación ilegal de todo el partido. Y hay que comprenderles. Porque en los estados de derecho los chulos de puta, los terroristas, los violadores, los maltratadores, los ladrones y los prevaricadores viven todos ellos bajo un estado de terror, a la espera de que algún juez amigo les inyecte un sedante.

UNA BODA CON RESACA

31/08/2009

Se cumplen siete años de un acontecimiento que marcó el principio del fin del aznarismo.

Ana Aznar y su marido, Alejandro Agag, el día de su boda. Al fondo, su padre, José María Aznar.

– EFE IÑIGO ADURIZ – MADRID –

“Es como una boda de Estado”. El abad del monasterio de San Lorenzo del Escorial (Madrid) donde, el 5 de septiembre de 2002, contrajeron matrimonio la hija del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, Ana, y el hoy multimillonario empresario Alejandro Agag, no andaba lejos en su valoración.

En la ceremonia estuvieron presentes todas las altas instituciones del Estado y varios líderes internacionales. Fueron algo más de 900 invitados los protagonistas del que se considera el momento más álgido del aznarismo, de la opulencia y soberbia del ex presidente, así como el principio del fin de ese régimen, que comenzó a desdibujarse.

Hoy está imputados empresarios y líderes del PP invitados al enlace
El rey, los presidentes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Constitucional, las del Congreso y el Senado del momento, ex presidentes del Gobierno, todos los ministros del Ejecutivo, presidentes de las comunidades autónomas en manos de los conservadores, solventes empresarios, cantantes, futbolistas y un largo etcétera engrosaron la lista de invitados.

La resaca de la boda perdura, siete años después, entre muchos de esos invitados. Varios de los amigos del novio, que posan orgullosos en los álbumes de fotos del acontecimiento, tuvieron que ponerse delante de una cámara con muchos menos aires de grandeza para completar sus fichas policiales cuando, en febrero de este año, se destapó la trama Gürtel. El empresario Francisco Correa, amigo personal de Agag y testigo de la boda, fue uno de los que, en poco tiempo, pasó de ser un importante empresario con recursos a prisionero de Soto del Real. Él es el presunto líder de la trama, que también salpicó a gran parte del círculo de amistades que hace siete años arropó a Agag el día de su boda.

Muchos de los invitados de la novia eran importantes figuras del PP que se han venido abajo tras la boda. En estos siete años el partido se ha dividido y reconstruido varias veces. La unidad que escenificaron los dirigentes conservadores en torno a la figura de José María Aznar durante la ceremonia, resultó ser sólo una impresión efímera.

Otros políticos conservadores han sido condenados al ostracismo
En definitiva, las personalidades que se reunieron en San Lorenzo del Escorial constituían la elite política, social y económica del momento. Algunos siguen allí arriba, otros han sido condenados al ostracismo, y algunos más han visto cercenadas para siempre sus ambiciosas aspiraciones tras verse envueltos en distintos escándalos.

EL TESORERO INTENTO CONVENCER AL JUEZ QUE NO ES EL CABRON

25/08/2009

Luis Bárcenas en su comparecencia, a petición propia, en el Tribunal Supremo.

El tesorero del PP intentó explicar al juez que no es, contra lo que se viene publicando, «Luis el Cabrón» (el tesorero, no el juez, que se llama Francisco Monterde), es decir, que no recibió dinero de la trama presuntamente dirigida por Francisco Correa. «Luis el Cabrón» es el nombre que aparece en un apunte contable de la caja B de la trama. Además, hay 27 apuntes referidos a LB, y L, y alguno referido a L. Bárcenas, en otra trama supuestamente vinculada a paraísos fiscales.

«Es absurdo», dice Bárcenas, «a mí se me conoce como Luis el Simpático, Luis el Agradable, Luis el Repeinado, y últimamente como Luis el Que No Dimite, pero nunca como Luis el Cabrón. Además, en 2007, fecha de los apuntes, el partido ya había roto relaciones con Correa, el Bigotes y el resto de la trama. Deben referirse a otro cabrón», añade. Sin embargo, la acusación sugiere que por eso mismo le llamaban el Cabrón, porque había roto.

Por su parte, la dirección del PP sigue prestando su apoyo a Bárcenas, aunque matiza que «ese cabrón podría dimitir».
Publicado en El Jueves.

EL PP ANTE EL CASO GÜRTEL

20/07/2009

Ha llorado, me dicen que ha llorado.
¿Quién ha llorado, Borja?.
Correa, en el juzgado.
¿Ha sido un interrogatorio duro?.
No, que va,el fiscal sacó un listado de las pruebas que la policía ha reunido contra él, y Correa se puso a llorar.

Dios santo Borja, ¿y que hizo después, dijo algo?.
Dudó un instante, parecía que iba a hablar, miró al fiscal durante unos segundos, bajó la cabeza y lo negó todo.
No me gusta Borja, esto no me gusta nada. ¿Sabemos que hace en la cárcel?.
Come poco, llora mucho, está muy intranquilo, va de un lado a otro. Alguna vez parece que ha pedido ver al fiscal, pero luego se arrepiente y se vuelve a quedar taciturno, ensimismado. Dicen que pasa horas viendo las fotografías de la boda.
¿De su boda?.
No hombre, de la boda en mayúsculas, de la de Anita.
No me gusta Borja, cada vez me gusta menos. ¿Ha intentado ponerse en contacto con nosotros?.
Varias veces, pero tranquilo, aquí nadie le descuelga el teléfono. Sólo nos comunicamos con él por amigos comunes.

¿Y le han dejado bien claro el mensaje?.
Clarísimo, si tira de la manta quien va a pasar más frío va a ser él. Que entre aforados y tribunales amigos a nosotros su mierda no nos va a llegar, y él en cambio se va a quedar solo para siempre.
No sé Borja, sigue sin gustarme nada. Cuando un hombre llora no es de fiar.
Sí, a mí tampoco me gusta. Creo que deberíamos animarlo.
¿Qué te parece si le hacemos llegar fotos de las fiestas que nos organizaba con las “guarrindongas” en Valencia?.
¿A lo mejor así se le quita la melancolía y deja de mirar las de la boda?.

Pero mira que eres bruto Borja, lo último que necesitamos es que ahora empiecen a correr por ahí fotos de nuestros alcaldes y diputados con fulanas y encima en Valencia.
Tienes razón, qué tonto soy, yo lo decía por intentar desviar el foco de atención, para que no se hablara tanto de los trajes.
Calla, calla, que está mejor en traje que en pelotas. Lo que hemos de hacer es estar preparados, aguantar el chaparrón como si no fuera con nosotros, mientras ganamos tiempo para poner las cosas en orden.

Llama a Bárcenas con discreción y le preguntas si donde ha guardado sus cajas caben más.
¿Tú crees que es inteligente ponerlo todo junto?.
Es que estamos juntos Borja, prometí que uniría el partido y al menos me tendrán que reconocer que ahora estamos todos juntos, hasta las cejas de juntos.

BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS