Posts Tagged ‘ateismo’

NINGUN ATEO PUEDE EXPLICAR LA SONRISA DE UN NIÑO

07/10/2009

El cardenal australiano participó en el «Festival de Ideas Peligrosas» de Sidney
Cardenal Pell: «Ningún ateo puede explicar la sonrisa de un niño»
«Seguiré creyendo en el único y verdadero Dios del amor porque mantengo que ningún ateo puede explicar la sonrisa de un niño». Así lo afirmó el cardenal George Pell, arzobispo de Sydney, en el Festival of Dangerous Ideas («Festival de Ideas Peligrosas») celebrado este fin de semana en el Opera House de Sidney. El cardenal Pell participó en un debate público en el que estuvieron también presentes el escritor antirreligioso inglés Christopher, con una intervención titulada «Religion Poisons Everything» («La religión lo envenena todo») y la conocida feminista y académica Germaine Greer, que habló sobre «Freedom, The Most Dangerous Idea of All» («Libertad, la idea más peligrosa de todas»).

Según comunicó a Zenit la archidiócesis de Sydney, el purpurado se refirió a la cuestión de la existencia de Dios en cuanto a la relación entre fe y ciencia, y en cuanto al ateísmo y al laicismo occidental.

En cuanto a la cuestión de la relación entre ciencia y fe, el cardenal Pell afirmó que “aunque muchas personas, incluidos los anti-teístas y los provocadores, todavía considera a Dios como un enemigo, los recientes desarrollos en física y biología han reforzado la fortalecido la consideración de Dios como un matemático de primera categoría”.

El purpurado afirmó que “no es posible llegar a Dios en el marco de la ciencia, porque Dios está fuera del espacio y del tiempo”.

Citando a Anthony Flew, un filósofo y ateo conocido e influyente, que recientemente cambió de opinión proclamando que hay un Dios, el cardenal Pell dijo que cuando se estudia la interacción de los cuerpos físicos, como las partículas subatómicas, se hace ciencia.

“Cuando nos preguntamos cómo o porqué estas partículas existen, vamos de la física a la metafísica, estamos haciendo filosofía”, añadió.

“El Dios sobre el que estamos discutiendo no es un Dios de huecos, no un Dios contratado para llenar los vacíos de nuestro conocimiento científico actual, que se llenarán cuando la ciencia avance”. “Es el conjunto del universo el que no se explica por sí mismo, incluyendo la infraestructura y los elementos que comprendemos científicamente”, afirmó el cardenal Pell.

¿Ateísmo o anticristianismo?

Preguntado porqué muchos australianos son no creyentes, ateos o agnósticos, el cardenal dijo que sólo el 17% de la población no acepta la existencia de Dios.

Afirmó qe la ausencia de Dios en el debate australiano no se debe a ninguna teoría política anglófona, sino más bien a la hostilidad laicista hacia el cristianismo.

“A menudo, Dios se ve atrapado en la hostilidad laicista hacia la defensa cristiana de la vida humana, especialmente al principio y al final, a la defensa cristiana del matrimonio, la familia y la vinculación de la sexualidad con amor y vida”.

“En estos conflictos culturales se encuentra el origen de la mayor parte del odio a Dios y la religión, mientras que los nuevos actos de violencia de una minoría de terroristas islamistas ha dado a los laicistas occidentales nuevos motivos para atacar todas las religiones. Sin embargo, ¡es mucho más seguro para atacar a los cristianos!”, dijo el cardenal Pell.

El purpurado añadió que para medir la popularidad internacional de Dios, sólo hay que mirar las tendencias actuales que indican que China, a finales del siglo XXI, podría tener la mayor población cristiana de cualquier país del mundo.

En sus conclusiones, se declaró “asombrado” al ver tantas personas en Occidente incapaces de creer, especialmente las naciones vinculadas culturalmente con el cristianismo y el judaísmo.

“Para mí, la cuestión es demasiado importante para dejarla a la polémica o a la autocomplacencia”, añadió. “Voy a seguir creyendo en el único y verdadero Dios del amor, porque sostengo que ningún ateo puede explicar la sonrisa de un niño”.

“Contra esto, el reciente tsunami también nos recuerda brutalmente el problema del sufrimiento de los inocentes. Pero ese sufrimiento es peor si no hay vida después para equilibrar la balanza de la desgracia y la injusticia, y peor aún si no hay inocencia o culpabilidad, si no hay bien ni mal, si todo tienen el significado moral de la espuma en una ola”.

TODOS LOS DIOSES VIENEN DEL MISMO SITIO

28/08/2009

Madalyn Murray O’Hair escribió en 1978 ¿Sabías que todos los dioses vienen del mismo lugar? un libro para niños ilustrado por Joe Kirby. Comienza así:

Había un tiempo en que la gente era como los niños. No sabían leer ni escribir. Nunca iban al colegio. No sabían ni siquiera cómo construir casas como la casa en que tú vives. No sabían qué causaba la lluvia, el trueno, ni los relámpagos.Y si pescaban un resfríado o se enfermaban, no sabían por qué ni cómo curarse.

Pero esa gente tenía una gran habilidad: podía pensar, podía imaginar. Utilizó su pensamiento para resolver muchos de esos problemas, y cuando el pensamiento no fue suficiente, usó su imaginación. Imaginó dioses a su imagen y semejanza, seres omnipotentes que movían los hilos de las cosas inexplicables. Nuestros antepasados también sufrían, y tenían miedo de lo desconocido, y miedo de morir, así que inventaron elaboradas fantasías que les dieran la esperanza de vivir para siempre. Las mejores de esas fantasías han perdurado, se han ido mezclando a lo largo del tiempo y forma el canon de las religiones establecidas.

Pero ya no necesitamos más fantasías, menos aún que unos pocos lucren con ellas ofreciendo falsas esperanzas a los más débiles. Como los niños abandonan sus juguetes y muñecas cuando crecen, nosotros podemos dejar atrás el falso consuelo de fantasías infantiles, y buscar un camino de felicidad que conduzca a la madurez de nuestra especie.

Como consecuencia de dicho proceso Madalyn Murray fundó la organización American Atheists con el objetivo de luchar por los derechos civiles de los ateos y defender las libertades recogidas en la Primera Enmienda de la Constitución americana. Por ello fue insultada y calumniada por algunos sectores de la sociedad americana llegando a ser denominada por determinados medios de comunicación como la “mujer más odiada de américa”.

Sin embargo su hijo Jon Murray y su nieta Robin Murray continuaron con su trabajo y hoy Madalyn Murray O’Hair es valorada realmente por las cosas que hizo. A ella se deben la primera biblioteca y archivos americanos sobre ateísmo, la primera convención nacional de ateos realizada en los Estados Unidos, así como la primera radio y programa de televisión por cable creados para difundir la opinión de los ateos.

ATEISMO

28/08/2009

El ateo se ama a sí mismo y a su prójimo en vez de a un dios. El ateo sabe que el paraíso es algo por lo cual deberíamos trabajar ahora (aquí en la tierra) para que todos los hombres juntos lo disfruten. El ateo cree que no puede obtener ayuda a través de la oración, sino que debe encontrar en sí mismo la convicción y la fuerza interna para encontrarse con la vida, aferrarla, someterla y disfrutarla. El ateo cree que sólo en el conocimiento de sí mismo y de su prójimo puede encontrar el entendimiento que lo ayudará a vivir una vida plena de logros.
Por lo tanto, busca conocerse a sí mismo y a su prójimo más que conocer a un dios. El ateo sabe que debería construirse un hospital en vez de una iglesia. El ateo sabe que se debe realizar una acción en vez de rezar una plegaria. El ateo lucha por involucrarse en la vida, no escaparse hacia la muerte.
Quiere que la enfermedad sea sometida, la pobreza derrotada, y la guerra eliminada. Quiere que el hombre entienda y ame al hombre. Quiere una forma ética de vida. Sabe que no podemos poner nuestra confianza en un dios, ni enfocar acciones con una plegaria, ni tener esperanza de que los problemas se terminen en el más allá. Sabe que somos los cuidadores de nuestros hermanos y de nuestras propias vidas; que somos personas responsables, que el trabajo se hace aquí y que el momento es ahora.

ATEISMO Y RELIGIONES

28/08/2009

Federico Nietzche decía que para crear una religión basta con inventar un dios, un mesías; y prohibir ciertas telas, ciertos colores, determinados alimentos y ciertas indumentarias. Y la gran mayoría de religiones de hoy en día no pueden sino darle la razón: Uno de los atributos fundamentales de las religiones del mundo es que suelen crear crímenes imaginarios; esto es, normas arbitrarias cuyo desacato no lastima realmente a ninguna persona y que no tiene ninguna conexión con aspectos de la vida diaria. En un principio, muchos cultos presentan unos orígenes de lo más sencillo, y algunos autodenominados líderes o profetas incluso tienen la osadía de insistir en que nuestro único deber como personas es amarnos unos a otros. Pero a medida que pasa el tiempo, estas religiones tienden inevitablemente a volverse complejas y elaboradas; tal y como muestran muchos de los credos tradicionales.

Los clérigos y teólogos a duras penas podrían justificar su salario si todo lo que hicieran fuese repetir las palabras de la generación anterior. Así que cada cierto tiempo salen con nuevas leyes y mandatos que pretenden purificar el corazón y acercarnos más a la vida eterna. A veces los hábitos mas triviales de sus fundadores son imitados conscientemente por sus seguidores(hasta el punto de reproducir la forma de cepillarse los dientes, como muestra este artículo de muslimmatters), atando normas vinculantes a costumbres supremamente sencillas.

Con el paso del tiempo, estas reglas se van acumulando hasta que llegan a ser abrumadoras. Una inspección rápida de las principales religiones del mundo revelará una lista de prohibiciones realmente impresionante: normas en contra de comer carne determinados días de la semana, en contra de comer ciertos animales, en contra de ingerir alimentos sin los rituales necesarios, en contra de trabajar en determinados días, en contra de cortarse- o no cortarse!- el cabello de cierta manera, en contra de pronunciar ciertas palabras, en contra de tener sexo de formas indebidas, en contra de casarse -o incluso de relacionarse- con no-creyentes o ex-miembros de la secta, etc. La lista podría ampliarse casi hasta el infinito; pero el punto es que, para muchos creyentes, la vida entera esta atiborrada de normas que para una persona normal resultan aparentemente inútiles. No exagero cuando digo que prácticamente cualquier actividad, por cotidiana que sea, ha sido prohibida por las normas de alguna secta.

Lamentablemente, debido a la violencia que engendran, estos crímenes imaginarios a menudo resultan en un daño real. Si ud tenía la desgracia de ser judío en la muy católica Europa medieval, lo más seguro es que se le terminara acusando de “profanar la hostia”: Un crimen imaginario en el cual los cristianos fantaseaban con judíos robando hostias de las iglesias y atravezandolas para prolongar el sufrimiento de Jesús (el hecho obvio de que los judíos no creían en la transustanciación no parece habersele ocurrido a ninguno de ellos). A lo largo de toda Europa, turbas cristianas incitadas al frenesí por estas falsas acusaciones terminaron asesinando cientos de judíos inocentes.

La ridícula acusación de profanar la eucaristía encuentra un paralelo hoy en el delito imaginario de representar al profeta Mahoma. Siguiendo el ejemplo de los cristianos medievales, los musulmanes modernos se han mostrado más que dispuestos a recurrir a la violencia contra cualquier persona, sea o no sea musulmán, que viole la prohibición islámica sobre crear imágenes de su profeta. Una vez más, es fácil ver porque se trata de uno de los crímenes imaginarios más detestables de hoy en día: un acto como ese no hace daño a nadie, no tiene relación alguna con las necesidades o preocupaciones humanas; y sin embargo los líderes terroristas y los dementes que les siguen a pies juntillas exigen que el resto de la sociedad obedezca sus mandatos irracionales y castigue como crímenes reales delitos que solo existen en la imaginación de los ofendidos.

Con los musulmanes pretendiendo que toda la sociedad se acomode a sus preceptos de la edad de bronce, los cristianos no podían quedarse atrás. Estos, a su vez, han inventado el delito imaginario del matrimonio gay: Una causa muy humana a la que se oponen únicamente porque, según la mitología cristiana, Dios definió el matrimonio como algo entre un hombre y una mujer. Esta postura irracional y homofóbica del cristianismo, parafraseando a Mario Vargas Llosa, a contribuido a que, hasta nuestros días, el porcentaje de seres humanos de vocación homosexual viviera en una catacumba de vergüenza y oprobio, fuera discriminado y ridiculizado; y se le excluyera completamente de la unión sexual a la que todos los humanos tenemos el legitimo derecho en nombre de una supuesta normalidad representada por el heterosexualismo.

Volviendo al tema, no hay que ser ateo para darse cuenta de lo absurdo de ciertas prohibiciones. La arbitrariedad sin sentido de varios de sus mandatos ha sido reconocida incluso por los mismo creyentes:

“Que la mayoría de preceptos divinos carecen de razón es precisamente el punto que estoy haciendo. Es muy fácil no asesinar a la gente, bastante fácil. No robar es un poco más difícil porque uno se siente tentado de vez en cuando. Por lo tanto, que no robo o no asesino no es una gran prueba de que creo en Dios y me preocupo por cumplir su voluntad. Pero si me dice que no puedo tomar café con leche para acompañar mi carne picada a la hora del almuerzo, eso si que es una prueba. La única razón por la que lo hago es porqué el me lo ha dicho.” (fuente)

Una vez más, ingerir una mezcla “prohibida” de alimentos no va a matar a nadie, mucho menos comérselos sin el ritual religioso adecuado. Solo por repetir el refrán al que ya estamos acostumbrados: Se trata de una creencia que no tiene ningún efecto tangible sobre el mundo real, no lastima a nadie y no tiene relación con las preocupaciones o aspiraciones humanas. Desafortunadamente, en el mundo sigue habiendo millones de personas que se la toman tan en serio que cualquier transgresión, incluso de parte de un no-creyente, será recibida con una ola de fanatismo, amenazas y violencia.

Sin duda alguna, la religión también tiene muchas reglas que vale la pena seguir: amar al prójimo como a si mismo, ayudar a los pobres y a los necesitados, promover la paz y la sabiduría, etc. Sin embargo, estas normas son buenas precisamente porqué tienen efectos positivos tangibles sobre la calidad de vida de las personas; y pueden ser justificadas sobre esa base sin necesidad de apelar a lo sobrenatural.

Por otra parte, creo que cualquier norma que solo pueda justificarse apelando a la voluntad de Dios es, por definición, inútil y arbitraria. Dichas normas no tienen ninguna conexión con nuestra realidad o nuestras aspiraciones, obedecer estas reglas no nos hace moralmente mejores; peor aún, nos hace peores en cuanto tienden a suscitar un odio irracional contra quienes denominan estos crímenes imaginarios como lo que son y no se sienten obligados a cumplirlos.

Basado en un post de Daylight atheism

CAMPAMENTOS DE VERANO ATEOS

30/06/2009

Richard Dawkins, el biólogo darwinista que impulsó la campaña de los autobuses ateos, ha decidido darle una nueva vuelta de tuerca a su ferviente campaña contra Dios. Según publica el diario The Sunday Times, el eminente científico ha decidido subvencionar la creación de campamentos de verano que pretenden inculcar el pensamiento racionalista y antirreligioso en niños y adolescentes de 8 a 17 años.

El propio Dawkins ha explicado que el objetivo de este proyecto es enseñar a los más jóvenes «a pensar por sí mismos, de forma escéptica y racional».

El famoso biólogo, autor de ‘best-sellers’ como ‘El espejismo de Dios’ (ed. Espasa Calpe), considera fundamental contrarrestar el poder ideológico del que aún disfrutan las religiones en todo el planeta con iniciativas educativas como ésta. El proyecto viene precedido por el considerable éxito que logró el científico con su autobús ateo, cuyo lema -«Dios probablemente no existe, deje de preocuparse y disfrute de la vida»-, apareció no sólo en las principales ciudades británicas, sino también de otros países europeos, incluyendo España.

El llamado Campamento de Búsqueda (’Camp Quest’) incluirá actividades tradicionales como el piragüismo, el ‘trekking’ y la natación, pero cada mañana los participantes deberán asistir a clases de ética, biología evolutiva y otras disciplinas científicas en las que se desmontarán mitos como la telepatía, los tenedores supuestamente doblados por la mente de personajes como Uri Geller y otras supersticiones.

Además, a lo largo de los cinco días que durará el evento entre el 27 y el 31 de julio, en la bucólica localidad de Somerset (suroeste de Inglaterra), se celebrará un peculiar concurso en el que el se premiará con 10 libras esterlinas al primer participante que sea capaz de demostrar que los unicornios no existen.

Los objetivos educativos del proyecto también se reflejarán en la canción que han elegido sus organizadores para amenizar las noches que pasarán los niños bajo la luz de las estrellas, alrededor del fuego: el mítico himno ‘Imagine’, de John Lennon, en el que el ex lider de los Beatles pedía «imaginar un mundo en el que no existe el cielo, ni tampoco la religión».

CAMPAMENTOS DE VERANO ATEOS

30/06/2009

Richard Dawkins, el biólogo darwinista que impulsó la campaña de los autobuses ateos, ha decidido darle una nueva vuelta de tuerca a su ferviente campaña contra Dios. Según publica el diario The Sunday Times, el eminente científico ha decidido subvencionar la creación de campamentos de verano que pretenden inculcar el pensamiento racionalista y antirreligioso en niños y adolescentes de 8 a 17 años.

El propio Dawkins ha explicado que el objetivo de este proyecto es enseñar a los más jóvenes «a pensar por sí mismos, de forma escéptica y racional».

El famoso biólogo, autor de ‘best-sellers’ como ‘El espejismo de Dios’ (ed. Espasa Calpe), considera fundamental contrarrestar el poder ideológico del que aún disfrutan las religiones en todo el planeta con iniciativas educativas como ésta. El proyecto viene precedido por el considerable éxito que logró el científico con su autobús ateo, cuyo lema -«Dios probablemente no existe, deje de preocuparse y disfrute de la vida»-, apareció no sólo en las principales ciudades británicas, sino también de otros países europeos, incluyendo España.

El llamado Campamento de Búsqueda (’Camp Quest’) incluirá actividades tradicionales como el piragüismo, el ‘trekking’ y la natación, pero cada mañana los participantes deberán asistir a clases de ética, biología evolutiva y otras disciplinas científicas en las que se desmontarán mitos como la telepatía, los tenedores supuestamente doblados por la mente de personajes como Uri Geller y otras supersticiones.

Además, a lo largo de los cinco días que durará el evento entre el 27 y el 31 de julio, en la bucólica localidad de Somerset (suroeste de Inglaterra), se celebrará un peculiar concurso en el que el se premiará con 10 libras esterlinas al primer participante que sea capaz de demostrar que los unicornios no existen.

Los objetivos educativos del proyecto también se reflejarán en la canción que han elegido sus organizadores para amenizar las noches que pasarán los niños bajo la luz de las estrellas, alrededor del fuego: el mítico himno ‘Imagine’, de John Lennon, en el que el ex lider de los Beatles pedía «imaginar un mundo en el que no existe el cielo, ni tampoco la religión».