Archive for the ‘abogado’ Category

LO QUE LOS OJOS NO VEN

15/09/2009

España debe poner fin a la práctica de la detención en régimen de incomunicación, que viola los derechos de las personas privadas de su libertad, ha manifestado Amnistía Internacional en un informe publicado hoy.
“Es inadmisible que en la España actual una persona detenida por cualquier razón desaparezca durante días, como tragada por un agujero negro –ha manifestado Nicola Duckworth, directora del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional–.

Esta falta de transparencia puede utilizarse para ocultar violaciones de derechos humanos.” En el informe España: Salir de las sombras. Es hora de poner fin a la detención en régimen de incomunicación, Amnistía Internacional ilustra cómo España mantiene uno de los regímenes de detención más estrictos de Europa, con el que incumple las obligaciones que ha contraído en virtud del derecho internacional de los derechos humanos.

La Ley de Enjuiciamiento Criminal de España permite mantener a una persona recluida en régimen de incomunicación hasta 5 días en todos los casos y hasta 13 si es sospechosa de delitos de terrorismo. Este periodo de 13 días se compone de una fase de hasta 5 días de incomunicación bajo custodia policial, que puede prorrogarse otros cinco días de incomunicación en prisión provisional. Además, en cualquier momento de la instrucción el juez puede imponer tres días más de detención en régimen de incomunicación.

“Durante su detención en régimen de incomunicación, la persona no puede hablar con un abogado ni con un médico de su elección –ha añadido Nicola Duckworth–.

Su familia vive con la angustia de no saber lo que le ha ocurrido, y muchas personas detenidas en régimen de incomunicación afirman haber sido sometidas a tortura o malos tratos, aunque raras veces se investigan tales denuncias.”

“La detención en régimen de incomunicación niega a la persona sometida a ella el derecho a un juicio justo. Tal régimen puede constituir en sí mismo trato cruel, inhumano o degradante. No se ajusta a las normas internacionales de derechos humanos.”

Diversas organizaciones internacionales han expresado reiteradamente su preocupación por el riesgo de tortura y otros malos tratos que entraña la detención en régimen de incomunicación. Tal fue lo ocurrido en el caso de Mohamed Mrabet Farsi, detenido por cargos de terrorismo el 10 de enero de 2006 en su casa, cerca de la ciudad de Barcelona. Durante su detención en régimen de incomunicación no pudo llamar a su abogado.

Según ha contado a Amnistía Internacional, fue torturado y maltratado, pero tanto el médico que lo examinó como el juez de instrucción hicieron caso omiso de sus quejas. El gobierno español ha justificado el uso de la detención en régimen de incomunicación aduciendo razones de seguridad nacional y pública. “La detención en régimen de incomunicación deber relegarse al pasado –ha señalado Nicola Duckworth–.

Ningún otro país de la Unión Europea conserva un régimen de detención con restricciones tan severas de los derechos de la persona detenida.”

Amnistía Internacional insta a las autoridades españolas a:

•Abolir la legislación que hace posible la detención en régimen de incomunicación.
•Permitir a toda persona detenida hablar con un abogado confidencialmente y sin que se hallen presentes agentes de policía.
•Permitir a toda persona detenida contar con un abogado de su elección, que esté presente durante su interrogatorio.
•Permitir que toda persona detenida sea examinada por un médico de su elección.
•Permitir a toda persona detenida comunicar a su familia su detención y el lugar donde se encuentra.
•Hacer obligatorio en todos los casos el uso de sistemas de grabación de vídeo y audio en los lugares donde pueda haber detenidos, excepto si con ello se puede violar su derecho a consultar en privado con su abogado o su médico.
•Realizar con prontitud investigaciones exhaustivas e imparciales sobre todas las denuncias de tortura y otros malos tratos formuladas por personas detenidas.

Anuncios

SE CONOCIERON EN SOTO DEL REAL

10/06/2009

Coincidió en la cárcel de Soto del Real, en la que ingresó por blanqueo de capitales, con los dos imputados.
El abogado Félix Pancorbo, artífice del cambio en las declaraciones de Correa y Crespo en el caso Gürtel.
Fue letrado del supuesto narcotraficante gallego Marcial Dorado
Comparte bufete con su esposa, sobrina de José María Stampa Braun
extraconfidencial.com

Prisión de Soto del Real


En nuestra edición de ayer nos comprometimos a desvelar la identidad de la persona que convenció a Francisco Correa y Pablo Crespo, imputados por distintos delitos de en Operación Gürtel, para cambiar la estrategia de su defensa – negar todos los hechos que se les imputaban-, por manifestar todo su conocimiento con respecto a todos los hechos de los que son imputados en una clara colaboración con la Justicia. La primera declaración la realizaron ante el magistrado instructor de la cusa, Baltasar Garzón, y la segunda ante el juez Antonio Pedreira, instructor del caso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Se trata del abogado madrileño Félix Pancorbo que se encontró en varias ocasiones en patio de la madrileña cárcel de Soto del Real con los mencionados Correa y Crespo, quienes a su vez comparten celda en el centro penitenciario. Tras varias conversaciones les convence que, en lo referente al delito de cohecho, lo importante es declarar a la primera la verdad. Este periódico consiguió contactar con Félix Pancorbo que nos confirmó su estancia en la cárcel, así como distintas conversaciones con los mencionados Correa y Crespo.

Eso sí, se negó a desvelar el contenido de las mismas. ¿El motivo de su estancia en Soto del Real? El letrado Félix Pancorbo Nogueruela tuvo una participación destacada en la red de empresas y sociedades presuntamente creada por Marcial Dorado, supuesto histórico narcotraficante gallego para blanquear dinero. Pancorbo fue administrador de sociedades vinculadas al grupo empresarial, como Avenida da Ponte o Global Taunt, y emplearía sus conocimientos jurídicos en el diseño de estrategias para hacer “desaparecer” a Dorado de la primera fila del entramado. Son algunas de las conclusiones del auto de prisión elaborado por Aduanas y el juez Fernando Grande-Marlaska en el marco de la Operación Dourado que se saldó con 10 detenidos –nueve de ellos han sido enviados a prisión–, y con el embargo de tres millones de euros en cuentas bancarias y de bienes patrimoniales por valor de otros doce.
Según los investigadores, Pancorbo prestó la dirección de su despacho, en la calle O´Donnell de Madrid, como domicilio social de algunas sociedades del grupo y trabajó desde finales de 2005 en la creación de nuevas empresas, pues en ese momento Dorado ya estaba imputado en sendas diligencias por narcotráfico y blanqueo, y ello motivaba que el grupo tuviese problemas para obtener liquidez, siempre según la versión policial.

El relato judicial hace ver que Pancorbo fue uno de los “cerebros” de la trama. Este abogado, de 66 años, comparte despacho con la familia Stampa, ya que su esposa, Rosa María Stampa Rodríguez, es sobrina de José María Stampa Braun, muy conocido en el mundo de la abogacía madrileña.

SE CONOCIERON EN SOTO DEL REAL

10/06/2009

Coincidió en la cárcel de Soto del Real, en la que ingresó por blanqueo de capitales, con los dos imputados.
El abogado Félix Pancorbo, artífice del cambio en las declaraciones de Correa y Crespo en el caso Gürtel.
Fue letrado del supuesto narcotraficante gallego Marcial Dorado
Comparte bufete con su esposa, sobrina de José María Stampa Braun
extraconfidencial.com

Prisión de Soto del Real


En nuestra edición de ayer nos comprometimos a desvelar la identidad de la persona que convenció a Francisco Correa y Pablo Crespo, imputados por distintos delitos de en Operación Gürtel, para cambiar la estrategia de su defensa – negar todos los hechos que se les imputaban-, por manifestar todo su conocimiento con respecto a todos los hechos de los que son imputados en una clara colaboración con la Justicia. La primera declaración la realizaron ante el magistrado instructor de la cusa, Baltasar Garzón, y la segunda ante el juez Antonio Pedreira, instructor del caso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Se trata del abogado madrileño Félix Pancorbo que se encontró en varias ocasiones en patio de la madrileña cárcel de Soto del Real con los mencionados Correa y Crespo, quienes a su vez comparten celda en el centro penitenciario. Tras varias conversaciones les convence que, en lo referente al delito de cohecho, lo importante es declarar a la primera la verdad. Este periódico consiguió contactar con Félix Pancorbo que nos confirmó su estancia en la cárcel, así como distintas conversaciones con los mencionados Correa y Crespo.

Eso sí, se negó a desvelar el contenido de las mismas. ¿El motivo de su estancia en Soto del Real? El letrado Félix Pancorbo Nogueruela tuvo una participación destacada en la red de empresas y sociedades presuntamente creada por Marcial Dorado, supuesto histórico narcotraficante gallego para blanquear dinero. Pancorbo fue administrador de sociedades vinculadas al grupo empresarial, como Avenida da Ponte o Global Taunt, y emplearía sus conocimientos jurídicos en el diseño de estrategias para hacer “desaparecer” a Dorado de la primera fila del entramado. Son algunas de las conclusiones del auto de prisión elaborado por Aduanas y el juez Fernando Grande-Marlaska en el marco de la Operación Dourado que se saldó con 10 detenidos –nueve de ellos han sido enviados a prisión–, y con el embargo de tres millones de euros en cuentas bancarias y de bienes patrimoniales por valor de otros doce.
Según los investigadores, Pancorbo prestó la dirección de su despacho, en la calle O´Donnell de Madrid, como domicilio social de algunas sociedades del grupo y trabajó desde finales de 2005 en la creación de nuevas empresas, pues en ese momento Dorado ya estaba imputado en sendas diligencias por narcotráfico y blanqueo, y ello motivaba que el grupo tuviese problemas para obtener liquidez, siempre según la versión policial.

El relato judicial hace ver que Pancorbo fue uno de los “cerebros” de la trama. Este abogado, de 66 años, comparte despacho con la familia Stampa, ya que su esposa, Rosa María Stampa Rodríguez, es sobrina de José María Stampa Braun, muy conocido en el mundo de la abogacía madrileña.