Archive for 23 enero 2012

Villamayor de Santiago recupera un millón de pesetas en los comercios Desde el 9 de enero, los habitantes de este pueblo conquense pueden pagar con pesetas en los establecimientos.

23/01/2012

Los empresarios de Villamayor de Santiago, un pueblo conquense de 3.000 habitantes, han recuperado de momento un millón de pesetas al dar la posibilidad a sus clientes de pagar con esa moneda, gracias a la campaña puesta en marcha este mes de enero para sortear “la crisis del euro”.

Según ha informado el presidente de la asociación empresarial de Villamayor de Santiago, Luis Miguel Campayo, desde que el pasado 9 de enero los treinta establecimientos asociados decidieron aceptar, además del euro, la vieja “rubia” como método de pago han realizado operaciones comerciales por valor de un millón de pesetas (el equivalente a 6.000 euros).

Además, confían en que la cantidad aumente porque la campaña quieren extenderla al menos hasta el próximo 31 de enero dado que, de momento, está siendo “todo un éxito”.

“Si no hay euros, pues buscamos pesetas de los clientes”, ha aseverado Campayo, quien ha destacado que decidieron poner en marcha esta iniciativa “por la crisis del euro” que ha provocado la caída de las ventas en los pequeños establecimientos de la localidad.

“Se puede pagar en la ferretería, en la tienda de comestibles, en la farmacia”, ha agregado el presidente de los empresarios, que han visto cómo algunos vecinos llegaban con varios billetes de 5.000 pesetas (30 euros), con la imagen del Rey Juan Carlos.

Pero, sobre todo, lo que más se ha desempolvado de los cajones, según Campayo, son pequeñas monedas de 50, 100 ó 500 pesetas, que utilizan ahora los mayores y también los niños como método de pago en los establecimientos.

Cuando termine la campaña, un grupo de empresarios se trasladará al Banco de España para cambiar las pesetas por billetes y monedas de euro, y reintegrar la parte correspondiente a cada uno de los establecimientos.

Anuncios

43 AÑOS DE TERRORISMO, 829 VÍCTIMAS MORTALES

07/01/2012

EL PAíS construye un muro de la memoria con las fotografías de todas las personas asesinadas por ETA.

Políticos, civiles, militares, policías y guardias civiles fueron víctimas de la barbarie, desde que en 1968 la banda mató a José Antonio Pardines. En este documento se recogen sus fotografías, de las que faltan muchas. Si conoce a alguien que pueda ayudar a obtenerlas, escriba a esta dirección: participación@elpais.com

EL PAíS agradece a la Asociación de Víctimas del Terrorismo su ayuda en la consecución de fotografías. La cifra de 829 víctimas es la reconocida oficialmente por el Gobierno, aunque algunos historiadores hacen otro balance. Es el caso de Begoña Urroz, una niña de 22 meses de edad que murió en 1960 fruto de una explosión. Las víctimas que, como Enrique Casas, fueron asesinadas por Comandos Autónomos Anticapitalistas u otros grupos escindidos de ETA o formados por exmiembros de la banda no están incluidas.

Para ver las fotografías seguir este enlace:

http://politica.elpais.com/especiales/2011/victimas-eta/

43 AÑOS DE TERRORISMO, 829 VÍCTIMAS MORTALES

07/01/2012

EL PAíS construye un muro de la memoria con las fotografías de todas las personas asesinadas por ETA. Políticos, civiles, militares, policías y guardias civiles fueron víctimas de la barbarie, desde que en 1968 la banda mató a José Antonio Pardines. En este documento se recogen sus fotografías, de las que faltan muchas. Si conoce a alguien que pueda ayudar a obtenerlas, escriba a esta dirección: participación@elpais.com

EL PAíS agradece a la Asociación de Víctimas del Terrorismo su ayuda en la consecución de fotografías. La cifra de 829 víctimas es la reconocida oficialmente por el Gobierno, aunque algunos historiadores hacen otro balance. Es el caso de Begoña Urroz, una niña de 22 meses de edad que murió en 1960 fruto de una explosión. Las víctimas que, como Enrique Casas, fueron asesinadas por Comandos Autónomos Anticapitalistas u otros grupos escindidos de ETA o formados por exmiembros de la banda no están incluidas.
Para ver las fotografías seguir este enlace: http://politica.elpais.com/especiales/2011/victimas-eta/

El cementerio nuclear en Villar de Cañas es un regalo a la industria nuclear.

04/01/2012

Cerramos Cofrentes denuncia que la decisión de instalar el cementerio nuclear en el municipio de Villar de Cañas (Cuenca), sin haber consensuado social y políticamente un modelo de gestión de estos residuos, su ubicación y un plan de cierre cercano de las centrales nucleares, significa incrementar la amenaza que la energía nuclear representa para la sociedad y el medio ambiente.

Con esta decisión el Gobierno se alinea de manera incondicional con los intereses de la industria nuclear y da la espalda a la mayoría social, reflejada en todas las encuestas, que manifiesta un rechazo explícito de la energía nuclear.

La plataforma Cerramos Cofrentes, que agrupa a los principales grupos ecologistas, así como a sindicatos y otras organizaciones de la sociedad civil valenciana, quiere manifestar que la decisión del Gobierno del PP de situar el vertedero nuclear en el municipio de Villar de Cañas demuestra un desprecio hacia los mecanismos y procedimientos de toma de decisión con participación social que determina la Unión Europea equivalente a la que mostró en su momento el gobierno del PSOE. La decisión es un apoyo explícito a las compañías eléctricas propietarias de centrales nucleares para que puedan alargar indefinidamente el funcionamiento de unas instalaciones envejecidas, con el incremento de riesgos que implica para la población y el medio ambiente. Además, supone, en la práctica, una nueva subvención a las empresas nucleares, ya que en el momento en que estos residuos salgan de las centrales donde se encuentran actualmente, su gestión y los costes asociados pasarán a la empresa pública Enresa.

Con esta decisión, el gobierno Rajoy se sitúa en la dirección opuesta a la que marcan diferentes estados europeos como Alemania, Bélgica y Suiza, que acordaron abandonar la tecnología nuclear, y cierra la puerta al incremento de control de esta tecnología que están practicando muchos otros.

La generación indefinida de residuos radiactivos de alta actividad es una de las amenazas más graves de la industria nuclear. Desde el movimiento ecologista y social que se ha opuesto a las centrales nucleares siempre se ha pedido que la redacción de un plan consensuado de cierre cercano en el tiempo de las centrales nucleares sea la condición previa para abordar el problema de estos residuos por su peligrosidad y la amenaza que suponen tanto en el espacio (dispersión de la radiación) como en el tiempo (la radioactividad dura centenares de miles de años). Con esta decisión, el volumen de residuos radiactivos de alta actividad que habrá que gestionar podría superar los 19.000 metros cúbicos según las cifras indicadas por los organismos oficiales.

Desde Cerramos Cofrentes participaremos y daremos el máximo apoyo a todas las actividades unitarias que se desarrollan desde la sociedad civil y el tejido asociativo en contra de esta decisión.

El cementerio nuclear en Villar de Cañas es un regalo a la industria nuclear

04/01/2012

Cerramos Cofrentes denuncia que la decisión de instalar el cementerio nuclear en el municipio de Villar de Cañas (Cuenca), sin haber consensuado social y políticamente un modelo de gestión de estos residuos, su ubicación y un plan de cierre cercano de las centrales nucleares, significa incrementar la amenaza que la energía nuclear representa para la sociedad y el medio ambiente.

Con esta decisión el Gobierno se alinea de manera incondicional con los intereses de la industria nuclear y da la espalda a la mayoría social, reflejada en todas las encuestas, que manifiesta un rechazo explícito de la energía nuclear.

La plataforma Cerramos Cofrentes, que agrupa a los principales grupos ecologistas, así como a sindicatos y otras organizaciones de la sociedad civil valenciana, quiere manifestar que la decisión del Gobierno del PP de situar el vertedero nuclear en el municipio de Villar de Cañas demuestra un desprecio hacia los mecanismos y procedimientos de toma de decisión con participación social que determina la Unión Europea equivalente a la que mostró en su momento el gobierno del PSOE. La decisión es un apoyo explícito a las compañías eléctricas propietarias de centrales nucleares para que puedan alargar indefinidamente el funcionamiento de unas instalaciones envejecidas, con el incremento de riesgos que implica para la población y el medio ambiente. Además, supone, en la práctica, una nueva subvención a las empresas nucleares, ya que en el momento en que estos residuos salgan de las centrales donde se encuentran actualmente, su gestión y los costes asociados pasarán a la empresa pública Enresa.

Con esta decisión, el gobierno Rajoy se sitúa en la dirección opuesta a la que marcan diferentes estados europeos como Alemania, Bélgica y Suiza, que acordaron abandonar la tecnología nuclear, y cierra la puerta al incremento de control de esta tecnología que están practicando muchos otros.

La generación indefinida de residuos radiactivos de alta actividad es una de las amenazas más graves de la industria nuclear. Desde el movimiento ecologista y social que se ha opuesto a las centrales nucleares siempre se ha pedido que la redacción de un plan consensuado de cierre cercano en el tiempo de las centrales nucleares sea la condición previa para abordar el problema de estos residuos por su peligrosidad y la amenaza que suponen tanto en el espacio (dispersión de la radiación) como en el tiempo (la radioactividad dura centenares de miles de años). Con esta decisión, el volumen de residuos radiactivos de alta actividad que habrá que gestionar podría superar los 19.000 metros cúbicos según las cifras indicadas por los organismos oficiales.

Desde Cerramos Cofrentes participaremos y daremos el máximo apoyo a todas las actividades unitarias que se desarrollan desde la sociedad civil y el tejido asociativo en contra de esta decisión.